Fundación Cadisla pondrá en marcha en el mes de marzo dos proyectos ESAL cuyo fin es la contratación de personas desempleadas con discapacidad con motivo de la crisis del COVID-19.

Dichos proyectos son:

Recicl – Arte.  El proyecto consiste en el servicio de recogida de inertes en Tomelloso y Argamasilla de Alba, para su posterior transformación en mobiliario útil y elementos decorativos que se destinarán a las viviendas sociales y albergue de temporeros (pertenecientes al Ayuntamiento de Tomelloso), así como a su venta en la Tienda Recicl-Arte a un precio asequible para cualquier tipo de cliente. El proyecto parte de una formación en el Certificado de Profesionalidad de “Trabajos de Carpintería y Madera” (POEJ) y los beneficiarios serán cinco persona menores de 30 años con discapacidad intelectual y/o con enfermedad mental grave y crónica, con una  contratación de seis meses a jornada completa.

Señalética Cognitiva. Es un  proyecto de diseño y fabricación de señalética cognitiva (turística, administrativa y deportiva) del Ayuntamiento de Tomelloso. Dicho proyecto parte de una formación con certificado de profesionalidad de “Trabajos de Carpintería y Muebles” para personas con discapacidad, concedida por la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, con un compromiso de contratación de cuatro personas con una jornada completa de seis meses.

Ambos proyectos tienen una utilidad pública y social que permite por un lado visibilizar la capacidad laboral de dos de las discapacidades más severas y con mayor estigma social y laboral asociado y por el otro así recualificar y aportar una primera experiencia laboral  que mejore su situación económica y su capacidad competitiva en un mercado laboral ordinario.

Tales proyectos son subvencionados por la Consejería de Economía, Empresas y Empleo de la JCCM con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, por un importe total de 72.200,00 €.

Share This